Ir al contenido principal

El invierno ha llegado.


Si hay un momento y un lugar donde se nota la llegada del frío, es a las cinco de la tarde en la salida de cualquier colegio. Allí te conviertes en testigo del ansía de los adultos en tapar lo máximo posible a los más pequeños. Bufanda, gorro, guantes y la chaqueta atada hasta arriba. Hasta el cuello y más allá. Al ver tal episodio, empiezas a entender la pesadez de los Stark y su el invierno está llegando, repetido hasta la saciedad a lo largo de seis temporadas de Game of Thrones. Sin embargo, el invierno no está llegando, ya ha llegado.


Comentarios