2 de diciembre de 2016

A veces, no lo es todo



La verborrea cesa, de repente, sin más. El silencio les pesa a ambos. Algo ha desaparecido. Ya no está allí, se ha marchado disimuladamente, en silencio. Y se dan cuenta que el amor, a veces, no lo es todo.

@monicasmenero

No hay comentarios:

Publicar un comentario