Ir al contenido principal

Requiem de Mozart

La misa de Requiem en re menor fue compuesta en el siglo XVIII (1791) de Wolfgang Amadeus Mozart. La composición quedó inacabada a la muerte del compositor ese mismo año. Un día un mensajero del Conde Franz Walsseg visitó a Mozart para que compusiese una canción.

Sin embargo, el músico con la disminución de su capacidad de concentración y su descenso de defensas, a lo que había de sumar su obsesión por la muerte desde el fallecimiento de su padre y su sensibilidad a lo sobrenatural por su relación con la francmasonería, creyó que el mensajero era un enviado de la Parca. Así pues, creyó que el requiem que iba a componer estaba destinado a sonar en su propio funeral. No obstante, el conde quería encargarle una misa para su difunta esposa.

Al morir Mozart sin haber acabado la composición, existe varias versiones como la de Beyer, Maunder, Robbins Landon, Druce y Levin. Aunque la más conocida es la de Süssmayr.


@monicasmenero

Comentarios