2 de octubre de 2016

El insecto fotogénico.



El insecto vanidoso sabe que ese joven con la cámara en la mano quiere hacerle una foto. El insecto que se quiere sabe que si deja que ese joven con la cámara en la mano le haga una fotografía, mucha gente lo verá. El insecto egocéntrico desea estar en libros de texto para ser observado, aunque no esté presente, aunque no pueda confirmarlo. Así pues, el insecto fotogénico se posa en un hierbajo como si fuese a hacer algo y posa hasta que oye la captura de la instantánea. El insecto satisfecho se marcha, pues ya sueña con su foto en las revistas. Mientras el fotógrafo, ajeno a todo, está feliz de haber capturado ese momento.

@monicasmenero

No hay comentarios:

Publicar un comentario