16 de octubre de 2016

Descubrir referencias.

Bones es una serie estadounidense estrenada en 2005 por el canal Fox. La doctora Temperance Brenan, interpretada por Emily Deschanel e inspirada en la antropóloga forense y escritora Kathy Reics, es una excepcional antropóloga forense que trabaja para el instituto Jeffersonian y escribe novelas negras. La doctora Brenan ayuda a resolver casos de homicidio al desvelar los secretos ocultos en los huesos de las víctimas, de ahí su apodo <<Bones>>, huesos en inglés. Su compañero es el agente espacial Seeley Booth, interpretado por David Boreanaz de la unidad de investigación de homicidios del FBI. 


¡Alerta Spoiler!

En el capítulo nueve de la temporada nueve, titulado en español como la furia en el jurado, la Doctora forma parte de un jurado popular y, a pesar de estar completamente segura de que el acusado es culpable, no se siente bien dando culpable como veredicto sin tener pruebas que no puedan generar ninguna duda razonable, pues todas son circunstanciales. 

Después de mucho tiempo, volví a ver este capítulo que en su día no llamó mi atención más que cualquier otro. No obstante, esta vez, hacia solo unos días que en clase de Ética había visto Twelve Angry Men (1957), en español 12 hombre sin piedad, un clásico. La película se desarrolla en una sala mientras doce hombres, que forman parte de un jurado, por un juicio de homicidio hablan hasta llegar a un acuerdo.



En el primer caso, es decir en la serie, todos los componentes del jurado votan culpable al acusado en un primer lugar. No obstante, acaban fallando un veredicto de inocencia ante la falta de pruebas de gran valor. En el segundo caso, once votan culpable y uno vota inocente al joven acusado. Ante ello, empiezan a hablar y poner en duda todo hasta llegar a la verdad o llegar a votar sintiéndose bien con su voto. En la película es el jurado número ocho el que dice no sentirse justo ni bien, mandando a un hombre a la muerte tardando solo cinco minutos la toma de esa decisión. En la serie es la propia doctora, número tres en el jurado, la que no ve bien condenarlo sin falta de pruebas.

En ambos casos, tanto la pequeña como la gran pantalla, vemos el egoísmo reflejado en personajes como la mujer que se queja de estar perdiéndose su serie favorita o el hombre que quería acabar en seguida para irse a ver un partido de béisbol.

Siempre me parece curioso como hasta que no conoces una cosa no empieza a llamar tu atención todas las referencias que hay de ella en otros sitios. Esta vez, el capítulo me ha llamado mucho la atención y me ha gustado más no solo por ver reflejados. incluso, conversaciones que se dan en la película. sino porque he entendido los conflictos morales que se tratan.

@monicasmenero

No hay comentarios:

Publicar un comentario