28 de junio de 2016

Los martes especiales.

Encontré tu novela un martes lluvioso en el que me perdí a mí misma sin saber donde encontrarme. 

Aquel martes descubrí la canción que más tarde me dejaste cantar junto a ti bajo el sol y al ritmo de las olas.

El poeta llegó (ese mismo) martes siguiendo el camino de baldosas amarillas con la maleta a cuestas y la mirada pérdida. 

Y tu, llegaste con la brisa (también) de un martes y te fuiste con el viento del atardecer.

Tenías razón, las flores de un martes se convierten en el aroma de la noche.





Tweets de @monicasmenero adaptados, participantes en los #martesmge de @megustaescribir

No hay comentarios:

Publicar un comentario