11 de abril de 2016

¿Para qué esperar?

 Según palabras de la Fundeu: "La construcción esperar algo se emplea para indicar que se tiene la esperanza de que ese algo suceda, mientras que la expresión esperar a algo se utiliza para señalar que se da tiempo a que eso ocurra."
Séneca defendía que en vida el hombre podía esperar cualquier cosa. Marilyn Monroe temía que la espera desgastase sus sueños. Sabina trataba de  decirle que se desesperaba de esperarla. Y llevando a todos la contraria estaba Henry Wadsworth Longfellow que sentenció que todo lo llega a quien sabe esperar.

Escribimos lo que nos gustaría que nos escribieran. Esperamos demasiado y lo pagamos. Nos decepcionamos cuando alguien no reacciona como nosotros queríamos que lo hiciera. Basamos parte de nuestra felicidad en que las cosas salgan como queremos sin saber que lo mejor que nos puede pasar es que nada salga según lo establecido.

Perder un tren y tener que coger otro puede llevarte a un sitio al que no conocías pero del que no querrás irte. Salir diez segundo antes te va a salvar de un atropello. Lanzarte a la piscina te va a despertar de un chapuzón.

Nos gusta controlar todo en nuestra. ¡Incautos! ¿Cuándo entenderemos que no esperar te evita decepciones y te ofrece sorpresas? 


"Entendí que lo bueno te encuentra cuando dejas de buscarte."

Cosquilleo, Diego Ojeda.





@monicasmenero

No hay comentarios:

Publicar un comentario