Ir al contenido principal

El valor de una promesa.

Justo Gallego nació en Mejorada del Campo (Comunidad de Madrid) el 20 de septiembre de 1925. Desde muy joven sintió la fe y quiso consagrarse a la religión. Con 27 años ingresó en el monasterio de Santa María de la Huerta (Soria) de donde fue expulsado cuando enfermó de Tuberculosis.


Tras la expulsión del monasterio, volvió a su pueblo y prometió que si se recuperaba construiría una catedral en Mejorada del campo. Al poco tiempo se recuperó y empezó a construir en un terreno de su familia. No existen planos de la construcción, todo está en la cabeza de Justo.


(Fotografía de Mónica Serrano)

Sin formación de albañil u obrero y con apenas estudios puesto que su educación básica fue interrumpida a causa de la guerra civil española. Lleva más de cuatro décadas levantando con ayuda de voluntarios su catedral. Levantándose de madrugada sigue luchando para construir su promesa. Además, la construcción de esta Catedral bautizada con el nombre "Catedral de Justo" está usando materiales reciclados.


(Fotografía de Mónica Serrano)

Actualmente, Justo tiene 91 años pero no se rinde y sigue contra viento y marea para cumplir su promesa. Su catedral inacabada no será la más bonita pero si la más especial. Justo es un ejemplo para todos, pues, lleva toda la vida trabajando para cumplir su promesa.

Si quieres ver más fotografías de esta catedral, pulse aquí.

@monicasmenero

Comentarios