2 de febrero de 2016

¿La magia del lugar?

Muchas veces un lugar mágico no es mágico porque lo envuelva la magia sino por la compañía con la que estás en él. Hasta el lugar más frío puede resultar cálido con un buen abrazo.

Durante los últimos meses hemos querido traeros lugares mágicos -algunos incluso demasiado conocidos para desconocerlos. Pero, por mucha teoría que leas en los libros, si no has estado en el Coliseo no entenderás nunca del todo cómo el sol lo envuelve ni podrás pasar tu mano por esas piedras que fueron testigos de cómo miles de personas entraban y salían.

Tampoco entenderás la ilusión que provoca estar en la Torre Eiffel y sentir el hierro y la ciudad de París bajo tus pies. Del mismo modo que nunca comprobarás como no puedes abrir tus brazos por los callejones de Toledo y cómo puedes perderte en la ciudad, el mejor modo de conocerla dicen. Y perderse a veces es encontrarse.

Pero una vez llegas a un sitio, éste se impregna con algo de tu esencia y se crea la magia del momento y del lugar.



@monicasmenero

No hay comentarios:

Publicar un comentario