29 de octubre de 2015

Referencia Musical: Dorian Gray.


<<Un Dorian Gray sin pasado ni patria ni bandera>>
                                                                  Moriria por vos, Amaral.


El retrato de Dorian Gray  es una novela escrita por el autor irlandés Oscar Wilde. Tras su publicación, el autor la revisó y hizo varias modificaciones y agregó nuevos capítulos. 

El retrato de Dorian Gray es considerada una de las últimas obras clásicas de la novela de terror gótica con una fuerte temática, además muestra un pintor con afecto íntimo y directo con el personaje principal. El libro causó controversia, sin embargo, es considerado en la actualidad como «uno de los clásicos modernos de la literatura occidental.»

Basil Hallward es un artista que queda enormemente impresionado por la belleza estética de un joven llamado Dorian Gray y comienza a encapricharse con él, creyendo que esta belleza es la responsable de la nueva forma de su arte.

 Basil pinta un retrato del joven. Charlando en el jardín de Basil, Dorian conoce a un amigo de su anfitrión y empieza a cautivarse por la visión del mundo de Lord Henry. Exponiendo un nuevo tipo de hedonismo, Lord Henry indica que «lo único que vale la pena en la vida es la belleza, y la satisfacción de los sentidos». 

Al darse cuenta de que un día su belleza se desvanecerá, Dorian desea tener siempre la edad de cuando le pintó en el cuadro Basil. El deseo de Dorian se cumple, mientras él mantiene para siempre la misma apariencia del cuadro, la figura retratada envejece por él. 

Su búsqueda del placer lo lleva a una serie de actos de libertinaje y perversión; pero el retrato sirve como un recordatorio de los efectos de cada uno de los actos cometidos sobre su alma, con cada pecado la figura se va desfigurando y envejeciendo. 

Ésto lo conlleva a perder el amor de su vida y se condena a sí mismo a no poder ser feliz y llevar una vida de excesos en el que no le importan los sentimientos de las personas de su alrededor y por ello paga un precio que es no encontrar la felicidad en ningún lugar en el que cree poder estar. Dorian, por el encanto que surge de la magia del cuadro hace de su vida excesos incontrolables de los que se ve encerrado y de los cuales ya no le es posible salir.


@monicasmenero

No hay comentarios:

Publicar un comentario