16 de octubre de 2015

Ausencias.

Dicen que quien mucho se ausenta, pronto deja de hacer falta. Y es que, este mundo es un puzzle infinito y cada persona es una pieza que debe buscar su lugar.

Cuando empiezas a separar tu pieza de otra, puedes empezar a perderla o perderte. Y, la mayoría de las veces, cuando te das cuenta es demasiado tarde. Y cuando quieres recuperar algo tan importante como una relación, ya es imposible.

Por eso, tiene tanta importancia mantener las relaciones que queremos y, sobre todo, las que nos hacen bien porque esas son las más importantes. Tener un piano, no te hace pianista. Al igual que tener un hijo, no te hace padre*.

Encajar no siempre es sencillo, pero si haces encajar tu puzzle, ya estás completa. Encontrar tu lugar es encontrar tu sitio. Y uno sabe cuando un sitio es su sitio. 
Simplemente, es algo que se nota.

Allí donde más sonríes, es tu sitio.
 Allí donde más risas se escuchan, es donde perteneces.

Encajamos de casualidad pero somos las piezas de dos puzzles distintos.

Ya lo dice la canción 'lo que se fue no hace falta'. 





*Lo que encontré debajo del sofá, Eloy Moreno.
*Viñeta de Diario de una volátil, Agustina Guerrero.

@monicasmenero

No hay comentarios:

Publicar un comentario