16 de julio de 2015

Referencia Musical: Don quijote.

La referencia musical de esta semana ha sido extraída de una canción de Fito y fitipaldis, titulada Un buen castigo.

"¿Qué te metes Don Quijote pa' flipar con los molinos?"




Don Quijote de la Mancha es una novela escrita por Miguel de Cervantes Saavedra, conocido como el manco de Lepanto. La primera parte del Quijote, El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha se publicó en 1605 y es la obra más destacada de la literatura española y universal, además de ser la más publicada y traducida de la historia después de la Biblia. La segunda parte fue publicada en 1615 (Haciendo este año el cuarto centenario de su publicación) con el título de El ingenioso caballero don Quijote de la Mancha.


Alonso Quijano es un hidalgo de unos cincuenta años, que vive en una aldea de la región La Mancha a comienzos del siglo XVII. Su afición es leer libros de caballería y se dedica a estos libros con tanta pasión que acaba perdiendo el contacto con la realidad y decide que él también puede emular a sus héroes de ficción.

Recupera una armadura de sus antepasados y saca del establo a su viejo caballo, Rocinante. Como todo caballero necesita una dama, convierte el recuerdo de una campesina de la que estuvo enamorado en la hermosa Dulcinea del Toboso. Y a sí mismo se pone el nombre de Don Quijote, como el famoso caballero Lancelot.

Sale al campo, con un aspecto ridículo, con la idea de realizar hazañas heroicas. Pero pronto comienzan los malentendidos con la realidad. Ve una posada y cree que es un castillo. Exige al dueño que lo arme caballero en una escena cómica e intenta rescatar a un joven pastor que está siendo azotado por su dueño. Ataca a unos mercaderes que se burlan de él pero es derribado y herido.

Vuelve a su casa y esta vez consigue convencer con promesas de fama y riqueza a un labrador, Sancho Panza, para que sea su escudero. Sancho, al contrario que Don Quijote, es un hombre ignorante y práctico. Pero poco a poco quedará contagiado por los sueños de su señor.

Nada más salir con Sancho, encuentran unos molinos de viento que Don Quijote ataca creyendo que son gigantes. Don Quijote decide, además, irse a vivir a lo alto de una montaña como penitencia para merecer el amor de su dama. Sus mejores amigos lo logran engañar y lo llevan a su aldea dentro de una jaula.

En la segunda parte de la novela, Don Quijote sale de nuevo con Sancho.  Don Quijote ahora logra tener éxito en algunas de sus aventuras. Sancho, por el contrario, se ha vuelto un soñador. Sin embargo, los personajes con los que se encuentran ya los conocen por lo que intentan aprovecharse de Don Quijote y Sancho. Unos duques los acogen en su palacio para reírse de ellos. Hacen creer a Don Quijote que Dulcinea y él están bajo un hechizo de Merlín y hacen a Sancho “gobernador” para cumplir una promesa que le había hecho su señor. Sin embargo, Sancho resulta ser un gobernante sabio.

Don Quijote y Sancho llegan a Barcelona, en cuya playa Don Quijote es derrotado por el Caballero de la Blanca Luna -en realidad uno de sus amigos disfrazados. Don Quijote, desengañado, vuelve a su aldea a pesar de que Sancho le pide que vayan a vivir nuevas aventuras. Llega enfermo y, justo antes de morir, recupera la razón y muere pidiendo perdón a todos por sus locuras.



No hay comentarios:

Publicar un comentario