7 de julio de 2015

La tumba de tutankamon.






Neb-jeperu-Ra Tut-anj-Amón, conocido como Tutankamón, fue un faraón perteneciente a la dinastía XVIII de Egipto.  La exploración de la tumba, cuyo acceso fue descubierto en 1922 se prolongó cuatro años y condujó hasta la cámara sepulcral del faraón Tutankamón. El descubrimiento representa uno de los mayores sucesos arqueológicos del siglo y atrayó la atención de la prensa a nivel mundial. Un centenar de sociedades científicas corrieron a lugar del hallazgo.

La tumba se mantuvo en su mayor parte a salvo de los saqueadores durante siglos, contienendo en su antecámara gran cantidad de objetos valiosos.  la muerte de Lord Carnarvon dio inicio a especulaciones sobre una supuesta maldición atribuida al faraón. La ciencia tiene varias hipótesis. La más aceptada es que en el aire de la tumba había esporas de hongos microscópicos que infectaron a los exploradores al inhalar el aire.

Carter había instalado en la tumba una jaulita con un canario. Una tarde notó que el canto se interrumpía bruscamente y, al levantar la vista, vio una cobra (serpiente guardiana de los faraones y encarnación de la diosa Edjo) devorando a su infortunada mascota. Lo que comenzó como un rumor se convirtió en una realidad trágica. Lord Carnavon fue picado por un mosquito en la mejilla izquierda. Días más tarde comenzó a sentirse mal de salud y murió en Abril del 1923. Entonces un egiptólogo afirmaba haber descifrado la inscripción de la tumba y afirmaba que rezaba: << La muerte vendrá con alas ligeras sobre todo aquel que se atreva a violar esta tumba >>

El medio hermano de Lord Carnavon lleno de entusiasmo por el descubrimiento se trasladó a Egipto. A su regreso a Londres, cayó muerto en el piso de su dormitorio mientras se preparaba para tomar un baño. El ayudante de Carter, Arthur Mace siguió la misma suerte de los Carnavon. Los médicos no encontraron una explicación científica a su repentina muerte. Sir Douglas Reíd, el radilogista que había sacado radiografías de la momia enfermó de cansancio y tuvo que regresar a su país natal donde falleció dos meses después sin causa conocida. La secretaria de Carter murió de un ataque al corazón. Cuando su padre se enteró, se lanzó de un séptimo piso.


 Un profesor canadiense, amigo de Carter recorrió la tumba pocos después del hallazgo, sólo para regresar al hotel en el Cairo y morir de un ataque cerebral. Además, rondaba el rumor de que los trabajadores de la excavación también estaban muriendo. De algún lugar surgió el rumor (aunque cierto) de que el Faraón tenía una marca en el mismo lugar en que Lord Carnavón fue picado por el mosquito. Uno de los  asistentes de la autopsia murió de un ataque al corazón. Sin embargo, Derry sobrevivió hasta pasados los ochenta años. Carter sobrevivió su descubrimiento hasta los 67 años y murió de aparentes causas naturales. En 1935 los muertos sumaban veintiuno.


En la década de los setenta, el director egipcio de antigüedades intentó impedir que algunas reliquias fueran enviadas a París ya que había padecido algunas pesadillas que anunciaban su muerte si permitía la salida de dichas reliquias. Obligado a aprobar el traslado, murió ese mismo día atropellado. Un doctor descubrió que varios arqueólogos tenían infecciones respiratorios provocados por algunos hongos. Expuso en una conferecia una teoría que desmantelaba la maldición y tras salir murió en un accidente. Según la autopsia el accidente fue provocado por un fallo cardíaco.



 Gamal ed-Din Mehrez afirmó: toda la vida he estado trabajando con tumbas y momias. Seguramente soy la mejor prueba de que todo son coincidencias. Gamal murió la noche siguiente a la supervisión del empaquetado de unos objetos. El teniente del avión murió de un infarto. El ingeniero de vuelo sufrió seis infartos y murió en 1978. El oficial confesó haberse burlado de la maldición dando una patada a un cofre y se fracturó la pierna. La casa del teniente se incendió mientras pilotaba el avión.



La lista continuó en los ochenta especialmente en la filmación de una película donde se usaron objetos de la tumba. El protagonista cayó con su coche por un acantilado el primer día de grabación rompiéndose la pierna por diez sitios.


  ¿EXISTE UNA MALDICIÓN O FUE UNA SERIE DE CATASTRÓFICAS DESDICHAS?

@monicasmenero

No hay comentarios:

Publicar un comentario