10 de julio de 2015

La curiosidad mató al gato.

Hace un par de meses, hicimos en Facebook El Refranero para que nuestros seguidores en dicha red social nos comentaran con refranes y los más originales los usaríamos. El refrán de hoy nos lo ha enviado nuestra seguidora Mercè Batalla Sorribes.


Dicen que la curiosidad mató al gato pero que murió sabiendo (aunque nadie sabe que descubrió). Tampoco sabemos que vida perdió por la curiosidad, a lo mejor aún le quedaban vidas porque siete vidas tiene un gato.

El origen de este refrán es inglés. Originariamente el texto era curiosity killed the cat pero la expresión más común y utilizada era Care kills a cat. Con el paso del tiempo la palabra “care” se cambió por “curiosity”.

Así la frase significa: la preocupación mató al gato. Este refrán está relacionado con el mundo médico, ya que expone que la excesiva inquietud y preocupación es malo para la salud de las personas, pudiendo llegar a enfermar e incluso, llevándolos a la tumba antes de lo previsto.

Se pone como ejemplo a los gatos porque son animales muy cautos y cuidadosos con todos sus actos y movimientos, siendo poco sociables, queriendo descubrir por sí solos sus propias dudas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario