17 de junio de 2015

Una televisión pública encarcelada





Parece que Radio Televisión Española se ha convertido en un medio de comunicación encarcelado, sin derecho a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones, así como sin derecho a comunicar o recibir libremente información veraz. 


Aunque esta cuestión surge hace mucho tiempo, ha ocurrido algo recientemente que ha hecho que se vuelva a cuestionar la independencia del ente público. En los informativos de Rtve, los espectadores pudieron comprobar como se hacía caso omiso a la retransmisión de la comparecencia de Luis Bárcenas en el Parlament de Catalunya. 


Los trabajadores se quejaron a José Antonio Sánchez, director del ente público, porque ellos consideraban que el hecho sí era noticia y debía estar presente en los informativos. Sin embargo, los espectadores tuvieron que recurrir a otras cadenas de televisión para conocer la noticia. 

El hecho de ocultar información que es noticia, se convierte en un síntoma de manipulación, el cual lo hemos podido ver en varias cadenas de televisión públicas como TV Castilla La Mancha, Telemadrid e incluso en Canal Sur. Esto nos hace preguntarnos si estamos llegando a la muerte de la televisión pública, ya que cada vez la audiencia rechaza más este tipo de cadenas. 

El problema surge en como determinados medios de comunicación han orientado sus servicios informativos a favor de un partido político, evitando mostrar informaciones de interés general para la población que pudiese perjudicar a dicho partido político. 

Esta polémica se ha incrementado en el Congreso de los diputados, en el momento en el que el líder de la oposición, Pedro Sánchez, se dirigía al Presidente, Mariano Rajoy, en referencia a las palabras del director de Radio Televisión Española: "Yo he votado siempre al Partido Popular, seguiré votando siempre al PP".


El presidente ha respondido que dichas declaraciones no cuestionan la independencia del ente público, incluyendo a los trabajadores de Radio Televisión Española. No obstante, vemos como a pesar de estas declaraciones, la práctica nos muestra que el servicio informativo del ente público no cumple con el derecho a la información recogido en el artículo 20 de la Constitución Española. 

Muchos perfiles público se han hecho eco de la manipulación informativa de Rtve y han mostrado su opinión en las redes sociales. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario