Ir al contenido principal

Planes y fruta.

El lunes comeremos manzana aunque digan que es la fruta de la discordia. A pesar de que digan que es la fruta prohibida y que envenenó a Blancanieves. Además, pasearemos de la mano por Central Park y veremos a los niños jugar, a las parejas pasear con nosotros, a alguien pasear a su mascota y a desconocidos haciendo deporte.


El martes comeremos pera verde esperanza para no perderla nunca. Porque yo no dejaré que pierdas la esperanza ni dejes de esperar y tu no me dejarás a mi hacerlo. Caminaremos por grandes extensiones de tierra recubierta de hierba fresca.


El miércoles comeremos fresas del color del amor, rojo. Reiremos mientras bailamos bajo la lluvia y nos miraremos divertidos llenos de complicidad.

Los jueves, en cambio, comeremos uva oscura que nos llenará de elegancia. Nos arreglaremos como si fuéramos de boda aunque sólo salgamos a cenar.


Llegará el viernes y comeremos naranja que nos dará éxito y creatividad. Comenzaremos nuevos planes, viajes. Viajaremos a París y subiremos a la Torre Eiffel con la ciudad del amor a nuestros pies, iremos a Roma para perdernos por el Coliseo, llegaremos hasta Pisa a ver su torcida torre, nos acercaremos a Tokyo para que me beses en la nariz y iremos a los Highlands de Escocia donde vivió Willy Wallace.


Los sábados, cansados, comeremos plátanos para conseguir espontaneidad, diversión y felicidad. Saldremos a pasear por la playa en verano, por la calle en otoño, por los prados coloridos en primavera y por la nieve en invierno.


Y terminaremos la semana con coco y nos llenaremos de complicidad, optimismo y frescura. Nos arroparemos con una manta los dos bien juntitos en nuestro sofá para ver una buena película.


@monicasmenero

Comentarios