21 de octubre de 2014

Cruces de camino.


Un cruce de calles, un cruce de miradas, un cruce de personas, un cruce de historias.

Esa mujer que va con tacones tiene mucha prisa (como el conejo blanco de Alicia en el país de las maravillas) y con tanta prisa ha chocado con aquel joven que odia esperar a los impuntuales de sus amigos pues sabe que quién espera desespera. Más allá, en la esquina de un bar un señor que se ha ido de casa (porque su mujer lo ha echado) ahora se toma una infusión para relajarse. El camarero que lo atiende, vive en un agobio constante porque su novia está embarazada y sólo tiene antojos, así que no duerme pero tampoco le deja un dormir a él. En un balcón a dos metros un par de amigas debaten sobre cual de los tres policías que hay en la calle es más atractivo. Un bohemio lo observa todo desde un banco bajo la sombra de un árbol.

Descubre anécdotas que se van entrelazando, formando encrucijadas que intenta descubrir.


@monicasmenero

1 comentario:

  1. Es curiosa la vida , no nos damos cuenta de lo q sucede a nuestro alrededor. La rutina diaria......

    ResponderEliminar