5 de agosto de 2014

Tropezar dos veces con la misma piedra

Dicen que los seres humanos son los únicos animales capaces de tropezar dos veces con la misma piedra. Es decir, que vuelven a caer en errores del pasado. Hay quién dice que muchos tropiezan a propósito porque el amor se convierte en esa piedra con la que todos quieren tropezar. Otros prefieren tirar la piedra y esconder la mano, ocultando así que son autores de sus propios actos, lo cual les permite librarse de las consecuencias.

En algunos libros históricos, la piedra se convierte en uno de los actos de acusación. Recordemos aquella frase 'Quién esté libre de pecado que tire la primera piedra'.

Sin embargo, ¿Por qué simbolizar la piedra como un hecho de acusación o como un error del pasado? Acaso la piedra no hace que en la nada se pueda construir un edificio, un hogar para las personas. Acaso la piedra no ha permitido que los primeros textos se grabasen en ella.

En fin, la piedra siempre será ese elemento natural, que sin decir ni hacer nada, tiene sus defensores pero  también sus detractores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario