Ir al contenido principal

He visto tanto.

En un lugar remoto, una campanar le contaba a una golondrina todo lo que había presenciado.
- He visto tantas cosas, he visto al mundo caer en guerra y salir de ella. También he visto a la gente de este lugar morir por la peste, la cólera y las fiebres. He visto a medio mundo pasar hambre y al otro medio enriquecerse. He visto tantas cosas tristes y tantas felices. He visto desde mi construcción los bautizos de los niños del pueblo, sus comuniones, sus bodas y sus funerales. He visto como esclataba la Guerra civil y como se desencadenó toda. Vi como se terminaba la guerra y la hambre hacía estragos. He visto a las parejas hacerse arrumacos y escobderse de los ojos de la gente. En fin he visto tantas cosas a lo largo de mi vida.
- Yo, en cambio, no he visto tanto. Pero tampoco estoy siempre al mismo sitio. Y no sabes como te envido, pues, yo he visto cosas aquí y allá. Pero no pertenezco a ningún lugar como lo haces tu y deseo pertenecer a uno.

Comentarios