2 de agosto de 2014

El paseo que le devolvió a su niñez

¡Ponte las zapatillas que hoy no vamos a la playa! le repetía Lola a su pequeño Juanfran. Era el tercer día que disfrutaba de la custodia de su hijo. Un abogado declaró que los padres debían repartirse la tutela legal cada mes. Lola quiso que su hijo pasase uno de los mejores veranos de su vida. Por eso, se lo llevó a la playa, donde nunca había estado.

Aquella era una tarde extraña, el viento soplaba fuerte y las nubes ocultaban los pocos rayos de sol que se dejaban ver. Así que Lola decidió hacer algo diferente, disfrutar de su hijo paseando por un paseo marítimo. Al pequeño Juanfran le encantaba ver las olas del mar golpear contra el acantilado, por lo que la madre disfrutaba tanto o más que él.

El niño empezó a imaginar que las nubes representaban algunas formas, un elefante, una casita de chocolate. Por lo que Lola se dio cuenta que al jugar con su hijo a aquél simple juego, estaba recordando su niñez. Etapa de la vida en la que los problemas afectan a tan corto plazo que aún no se han terminado y ya te has olvidado de ellos.

Al llegar al final del paseo, ambos pensaron en hacerse una foto para inmortalizar aquel momento y retomar de nuevo el camino que los llevase juntos de vuelta a casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario