31 de julio de 2014

Bajo los rayos del mismo sol

Usuario o contraseña incorrecta. Usuario o contraseña incorrecta. Marisa se desesperaba cada vez que salía ese mensaje en la pantalla de su ordenador. Era el único momento de la semana en el que podía ver a su novio. Marisa se había ido hasta Varsovia (Polonia) para estudiar su tercer curso de Criminología. Mientras tanto, Albert (su pareja), continuaba trabajando en el taller de Cullera. Empresa en la que trabajaba junto a su padre y sus primos desde que acabó el instituto.

Los dos estaban muy separados, pero ese momento en el que hablaban a través de webcam, se convertía en un momento mágico, lleno de amor, en el que ambos se encontraban muy cerca. Hablando de momentos, no podemos olvidar el día en el que Marisa le habló a través de una aplicación para smartphones, en la que le hablaba a Albert de la calor que hacía aquel día. Él decidió enviarle una foto del sol de Cullera y se dieron cuenta de que era el mismo. Es decir, aunque estaban tan lejos, los dos sentían que estaban bajo los rayos del mismo sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario