Ir al contenido principal

Atrapada en el iris de su mirada




Levantas la cabeza, le miras y te pierdes en su mirada, se lo cuentas todo sin soltar palabra. Y te abraza fuerte, bien fuerte, casi cortando tu respiración. Y es que a veces nada te da mayor sensación de seguridad que un abrazo. Estar en los brazos de quien te quiere, creer que nada malo puede suceder, dejar que dure lo máximo posible.
-Como una vez dijo Bob Marley "Tu y yo no somos perfectos y nunca lo seremos." Ahí creo que está la magia del amor, aún conociéndonos y sabiendo nuestros defectos nos enamoramos. Cuando me sonríes tiernamente o me besas en la frente. Cuando me abrazas y me das esa seguridad que sólo tu sabes dar, te quiero más. - se lo digo y me sonrojó. Su respuesta es instantánea, me vuelve a abrazar y me besa en la cabeza y con ese gesto tan simple, soy feliz.

 Porque el amor no entiende de edad, raza o religión. El amor va más allá en el corazón. La RAE definiría un beso como "acción y efecto de besar" y un abrazo como "acción o efecto de abrazar." Pero un beso no puede describirse con palabras llanas. Hay muchos tipos de besos, diferente de quién lo da y quién lo recibe, de quién lo roba y a quién se lo roban. Porque un beso es una muestra de infinito cariño. No importa que sea tierno, dulce, pasional, peligroso, tentador...porque al fin y al cabo no sientes el beso sino quién te lo da. No puede describirse lo que se siente en un abrazo inesperado o un beso en la sien, hace  que te brillen los ojos y que sonrías sintiendo tu corazón a punto de estallar.



Comentarios